¿Por qué reciclar?

Reciclar es una responsabilidad.

El Real Decreto 106/2008 sobre pilas y acumuladores y la gestión de sus residuos (y el Real Decreto 710/2015, que lo modifica), hace recaer el peso de la responsabilidad en el proceso del reciclaje de los residuos de pilas o acumuladores portátiles en los productores. No obstante, los consumidores también son parte activa de este proceso y su participación en el reciclaje es fundamental.

Las pilas usadas de los transistores, juegos electrónicos, linternas, etc., y las pilas botón, que son las pilas pequeñas de relojes, calculadoras y otros aparatos electrónicos pequeños pueden contener metales como el mercurio, cadmio o plomo que son potencialmente peligrosos para la salud y el medio ambiente y que deben por tanto, una vez usados recibir el tratamiento adecuado.

En consecuencia, permitir un correcto tratamiento de estos residuos comienza por una recogida adecuada, y es por ello que con la recogida selectiva de las pilas se elimina desde el principio el riesgo que podrían conllevar para el medio ambiente estos residuos.

Reciclar es una obligación.

Así lo establece el Real Decreto 106/2008 sobre pilas y acumuladores y la gestión de sus residuos (y el Real Decreto 710/2015, que lo modifica). Esta norma establece las disposiciones para el tratamiento y el reciclaje y los niveles de eficiencia de reciclado que tienen que alcanzarse para estos residuos.

En qué consiste el proceso de reciclaje.

Cada tipo de pila/acumulador, requiere un proceso de reciclado distinto, por ello, previamente es necesario llevar a cabo los procesos de preparación para el reciclado que incluye entre otros procesos, el almacenamiento, la clasificación y el desmontaje de pilas y baterías o la separación de fracciones (carcasas, cables, etc.) que no forman parte de la pila o acumulador propiamente dichos. Una vez finalizados los procesos de preparación para el reciclaje, los residuos de pilas o acumuladores portátiles se llevan a plantas específicas para cada tipo de pila o batería, donde se separan y recuperan los distintos componentes. El reciclaje, conforme a lo previsto en la Ley, está encaminado principalmente a la recuperación de los metales.

Breve descripción de los procesos de reciclaje de pilas o acumuladores portátiles:

Cuando llegan las pilas y baterías a las instalaciones de reciclado, el primer paso es clasificarlas y separarlas en sus distintos tipos, ya que no pueden reciclarse todas juntas debido a que su proceso de reciclado es diferente.

  • La separación se hace siguiendo criterios electroquímicos:
  • o Pilas/baterías botón

    o Pilas salinas y alcalinas

    o Baterías de litio-ion recargables

    o Baterías recargables de níquel

    o Baterías de plomo-ácido

    o Pilas de Litio primario

    o Etc.

    Para poner un ejemplo ilustrativo de lo que es el reciclaje, vamos a comentar brevemente el proceso de reciclado de una pila alcalina, que es la más frecuente de todas las que usamos habitualmente.

    Para esto, necesitamos conocer un poco mejor su estructura interna y su composición, para saber cómo se recuperan cada uno de sus componentes ya que el proceso de reciclaje no sólo es importante por la contaminación que evita, sino por el aprovechamiento de los materiales que las componen.

    Los componentes básicos de una pila alcalina son:

    Tubo de acero, dióxido de manganeso mezclado con grafito, polvo de zinc y colector metálico.

  • El tubo de acero y el colector metálico, se reciclan como chatarra de acero en hornos eléctricos, para obtener nuevo acero.
  • El dióxido de manganeso mezclado con el grafito, se recicla conjuntamente con el zinc, en hornos rotatorios para extraer óxido de zinc y otros nuevos materiales para la industria.
  • Con este aprovechamiento de los componentes evitamos la extracción de nuevas materias primas, ahorrando energía y evitando la contaminación medioambiental.

    Tipo de pila/ acumulador Proceso de reciclaje
    Pilas estándar (alcalinas y Zinc Carbón)y Acumuladores portátiles recargables (Níquel-Cadmio, Litio, etc.). Procesos hidrometalúrgicos y pirometalúrgicos que implican la recuperación de sus componentes metales (zinc, cadmio, níquel) acero y otros componentes férricos.
    Pilas botón Procesos que implican la recuperación del mercurio, zinc, componentes férricos, concentrado de plata, etc.


    ©2011 OfiPilas